SUSTENTABILIDAD

PROMOVEMOS ECONOMÍA LOCAL

PROMOVEMOS ECONOMÍA LOCAL

De las principales mezcaleras a nivel nacional e internacional, somos de los pocos proyectos realmente oaxaqueños e independientes. En Convite, todas las actividades de la cadena de valor son conservadas en Oaxaca, desde la siembra, la producción, el envasado, la administración y hasta la promoción. Empleamos talentos locales y nuestras oficinas están en Oaxaca, uno de los estados con mayor marginación social en México.

GENERAMOS COMUNIDAD

En CONVITE, queremos que el comercio sea más justo y por ello elaboramos nuestros mezcales en un solo palenque ubicado en San Baltazar Guelavila, Oaxaca. Trabajar de la mano con familias
originarias nos permite estandarizar la producción, establecer buenas practicas y controlar la calidad de nuestros mezcales.

A nivel de la comunidad, nuestra actividad tiene un impacto positivo, dando trabajo a sembradores, cortadores y quienes participan en el proceso de producción del mezcal junto con las familias de los maestros Daniel y Cosme Hernández. La creación de empleos en poblaciones marginadas contribuye también a reducir la emigración hacia Estados Unidos y favorece la cohesión social.

RESCATAMOS Y ASEGURAMOS LA CONTINUIDAD DE LOS AGAVES SILVESTRES

Desde 1986, el maestro Daniel Hernández decidió especializarse en agaves silvestres y se empezó el rescate de especies como el Tobalá, Tepextate y Madrecuishe.

En 2018, como parte del plan de reforestación de Convite, sembramos quinientos mil agaves silvestres en nuestro vivero de San Baltazar Guelavila. Cultivando especies que ocupamos para producir nuestro mezcal artesanal y que normalmente son silvestres, contribuimos a la preservación de la diversidad de agaves en Oaxaca.

Para preservar el equilibrio de los ecosistemas que rodean nuestros campos, aplicamos prácticas agroecológicas ancestrales que favorecen la diversidad genética de los agaves, conservan la biodiversidad con policultivos libres de químicos y limitan el consumo de agua, dejando de regar los agaves a partir de su quinto año de vida. Además, para no contaminar aguas y mantos acuíferos, transformamos los desechos producidos durante el proceso de elaboración en fertilizante, que esparcimos en los campos de agaves.

CONSERVAMOS TRADICIONES

En los pueblos de Oaxaca, la gente se reúne, convive, convida y celebra en torno a un Convite: en nacimientos, bautizos, matrimonios, aniversarios, cumpleaños, pedidas de novia, mayordomías, tequios, calendas y festividades como la Guelaguetza, Día de Muertos, Navidad y Año Nuevo. Para conservar esas tradiciones, fomentamos la riqueza cultural de nuestra región productora apoyando las festividades, la música, la gastronomía local y los atractivos naturales.

¿Eres mayor de edad?
SiNo